Juan Goya (a la derecha) junto a Enric Lastra de Phira. Fuente: Cedida.

Profesionales del mundo del taller y del motor se reúnen en la localidad madrileña de Aranjuez para debatir el futuro del sector automovilístico. 

El pasado 7 de junio tuvo lugar en el Hotel Occidental el I Congreso Independiente sobre eficiencia y rentabilidad en el sector de Automoción de EFIAUTO. Una jornada que se convirtió en el punto de encuentro de profesionales del motor con el objetivo de identificar los principales retos para avanzar hacia una gestión más eficiente y rentable en lo respectivo al negocio del taller automovilístico.

Desde el impacto de las horas y materiales de pinturas en la rentabilidad del taller, hasta aportaciones para garantizar la continuidad de estos, pasando por sostenibilidad y optimización de los costes, fueron muchos las cuestiones tratadas durante el congreso. Un acto en el que net21 S.L. y Colad-Finixa se fusionan para tratar la situación sectorial.

Es precisamente Juan Goya, fundador y director general de net21 S.L., quien toma la función de portavoz de esta fusión de dos compañías para debatir en una mesa redonda junto con otros profesionales del sector.

Modelo a futuro

A la hora de hablar del futuro inmediato de la comercialización de los materiales de pintura, por el momento, no se prevé un cambio significativo. “Los distribuidores se seguirán haciendo cargo del último paso, realizando la entrega de los productos al taller”, afirma Juan Goya.

Por el contrario, el sistema de facturación, sí se aproxima una evolución. “Se espera que el producto se deje de facturar y se pase a facturar todo el pastel de productos necesarios para una reparación de chapa por un importe fijo por unidad reparada”, añade el director general de net21 S.L. Un hecho que cambia el paradigma y, por un lado, compromete al proveedor con la productividad y los resultados de sus productos y, por su parte, al taller con los procesos diseñados.

Si hablamos eficiencia, definido como la capacidad de lograr algo con el mínimo de recursos posibles o en el menor tiempo posible, es clave reducir los recursos empleados para mejorar los resultados. “Los equipamientos deben ofrecer el ritmo de producción que el conjunto del taller demanda”, subraya Goya.

Por este motivo, es imperante ir renovando los equipos de producción de menor velocidad y sustituirlos por otros que minimicen el consumo energético y el espacio ocupado. “Esto es mejorar la eficiencia y ser más sostenible”, indica el fundador de net21 S.L.

¿Y cómo amortizar la inversión en maquinaria? Sencillo. Al mismo tiempo que se trabaja en aumentar el precio de venta de las reparaciones, se reduce el coste de estas, acelerando los procesos y aumentando la producción diaria con los mismos recurso de espacio, mano de obra y equipos.

Precios de compra

Surge debate a la hora de determinar cómo el taller puede regular los precios de compra y es que, no todas las aseguradoras pagan lo mismo ni todos los baremos aplican los mismos tiempos.

Juan Goya, fundador y director general de net21 S.L. Fuente: Cedida.

“Estoy seguro de que algunos son mejorables. Las horas y el precio por hora que paga la aseguradora da al taller el precio de venta de la reparación, el taller sigue teniendo en su mano el control del coste de la reparación y, por tanto, es una herramienta muy poderosa para regular su margen de beneficios, asegura Juan Goya.

En cuanto a los tiempos de ocupación de mano de obra en una reparación, los tiempos también pueden modificarse para incrementar la eficiencia. “Hoy en día, más del 40% del tiempo del productivo del taller es usado en procesos improductivos. Un 40%. Es mucho tiempo, pero cuando somos capaces de convertirlo en tiempo productivo, ganamos en eficiencia y en rentabilidad”, añade.

En definitiva, para controlar es coste de los materiales, es preciso que el taller sea facturado en todos sus consumos con un modelo similar al que la aseguradora usa para facturarle la pintura y materiales. Un hecho que garantiza la rentabilidad de sumarse a un modelo de producción eficiente.

Sostenibilidad

En pleno siglo XXI son pocos los sectores que apartan el término sostenibilidad del ideal de su compañía y su proceso productivo. En ese sentido, el ámbito automovilístico, no iba a ser menos, pero para ello hay que tener en cuenta una serie de medidas.

“Si los talleres quieren seguir la ruta de sostenibilidad, deben comenzar por preguntarse si sus proveedores son sostenibles y si lo pueden acreditar mediante certificados. Usar productos sostenibles permite realizar procesos sostenibles, explica el director general de net21 S.L.